El lado bueno de sentir añoranza

Cada año cuando llega la primavera empieza la época de las colonias escolares y con el buen tiempo también los campamentos de verano. Un momento delicado que nos plantea una contradicción de sentimientos opuestos tanto a padres como a hijos.

Para los padres, sobre todo de niños pequeños, separarnos de ellos nos provoca incertidumbre y angustia. Nos preguntamos si estarán bien sin nosotros, si les puede pasar algo malo, etc. Pero lo que realmente nos preocupa es si nos echarán de menos y si este sentimiento les provocará tristeza y añoranza.

Seguir leyendo